archivo

Archivos Mensuales: agosto 2013

Y entonces descubrí que lo realmente importante, lo que de verdad cuenta, es sentirte bien contigo mismo cuando te metes en la cama cada noche. Justo en ese momento en el que te encuentras tú frente a ti, sin nada ni nadie más. (Y sí, también existe ese momento para los que duermen acompañados).

Da igual lo que te digan, lo que te hayan enseñado desde pequeño, tus padres o en el colegio, lo que oigas por la calle, lo que leas en los libros. Todo eso da igual, si cuando te metes en la cama sientes que eres un mierda.

Y no vale solo con el rato al acostarse. También se prolonga al día siguiente, a la primera sensación que tienes nada más abrir los ojos.

Y por eso, sé negro, sé blanco, sé alto, sé bajo, sé guapo, sé feo, gordo o delgado. De izquierdas, de derechas, deportista o vago. Sé lo que quieras. Pero sé legal.

mujer_y_almohada

A %d blogueros les gusta esto: