archivo

Gominos: Pequeños grandes detalles

¿Qué es una madre?

Una madre es alguien que lucha por sus hijos, por encima de todas las cosas. 

Alguien que los protege debajo de sus alas desde que salen del caparazón y durante toda la vida, incluso cuando han dejado de ser polluelos y han emprendido el vuelo. 
Es alguien que se seguirá poniendo nerviosa cada vez que cojas un coche para ponerte en carretera, que te seguirá diciendo que no comas pan, que luego no comes, para luego corregirse diciendo que tampoco importa si, total, en el fondo todo alimenta. Alguien que te dirá durante toda tu vida, tengas la edad que tengas, que te abrigues bien antes de salir, porque hace frío. Y que te peinará las cejas con las manos, o te colocara las solapas de la chaqueta.

Una madre es alguien que se tapa los ojos viendo sangre en una película, pero que, en cuanto su hijo se hace medio rasguño, corre a curarlo y a darle consuelo, sin que le tiemblen las piernas. 

Una madre es esa persona que ve a sus niños como lo más bonito de este mundo, sean flacos, gordos, altos, bajos, guapos o feos.

Una madre es…una Madre.

Por todo eso, y por muchas más cosas, gracias mamá! 

Feliz día!

M

  

Papá. Qué palabra tan cortita, pero cuánto contiene en su interior y qué significado tan grande tiene. Papá. Ese hombre al que comenzaste a idolatrar en el mismísimo momento en el que fuiste por primera vez consciente de que existía. Ese hombre al que siempre has considerado un ser imbatible, entero, completo. Ese hombre que lleva toda tu santa vida desviviéndose por ti y con el ojo bien puesto en cada paso que das, pendiente de si hay alguna caída, para ir corriendo a recogerte. Ese hombre que te provoca, irremediablemente, una sonrisa de oreja a oreja cuando piensas en él. ¡Feliz día de San José, papá! image

Hoy, día 5 de marzo, mi sobrino Miguel, alías Piman, cumple la friolera de 6 años.

Junto con su hermana, Miguel representa perfectamente la esencia de este blog (si quieres saber a qué me refiero, echa un vistazo a mi primera entrada): esas cosas bonitas, cuidadas, inesperadas o esperadas, que son un regalo para tu vida, y que no sabes cómo has podido vivir antes sin tenerlo.

Miguel es pura energía, es chispa, es rapidez y es ilusión. Es una sonrisa asegurada, y un deseo constante de apretujarlo entre tus brazos. Es un puntito de luz, que brilla con intensidad.

Muchas felicidades, Gomino. Te quiere, mucho muchísimo, tu ‘tía Tata’.

FullSizeRender

Y no de las máquinas, que también. De las personas. Obsolescencia programada de las personas. Por el estilo de vida que llevamos. Por el pasar del tiempo sin comerlo ni beberlo, sin sentirlo ni padecerlo.
24 horas del día que pasan, a veces más de lo recomendable, sin ton ni son. 7 días de la semana; 28, 29, 30 o 31 días del mes, según cómo se mire. 12 meses al año, o 365 días. 366, si es bisiesto.

Tanto tiempo es el que pasamos encerrados en una burbuja que, cuando nos damos cuenta y queremos salir de ella, ya es demasiado tarde o se nos ‘ha pasado el arroz’.

Paraos a pensar, al menos una vez al día, en las cosas que realmente os importan. En esas cosas que os llenan, que os completan, que os arrancan una sonrisa, que os emocionan y que son las que de verdad os hacen felices. Esas cosas que haríais aunque no tuvierais que hacerlas. Esas cosas que le dan un punto extra a tu vida, o las que le dan todo el sentido. Esas, solo esas, son las importantes. Esas son las que merecen tu alegría o tu tristeza, tu pensamiento y tu pasión. Y no me digáis que es un tópico, porque es una realidad como un piano de grande. Bueno, en realidad más que un piano de grande. Más como….mmmm….Como una orquesta sinfónica con toda su parafernalia, su director con su batuta y todas esas cosas que tiene una orquesta sinfónica y que ahora mismo no se me ocurren. Así de grande.Piensa en ellas y no las pierdas de vista. Y siéntete afortunado por tenerlas.

Y date un capricho, coño. Cuídate, mímate, date valor y siéntete como lo que eres. Porque para poder cuidar bien de esas cosas, las que no son un tópico sino una realidad como una orquesta sinfónica de grande, primero tienes que saber hacerlo de ti mismo.

He dicho.

Que pasen ustedes un bonito miércoles.

Obsolescencia programada

Joe. Mal. Muy mal. Llevo tantos meses sin escribir en este blog que hasta me siento mal.

¿Conocéis esa sensación de ‘losa mental’, de cuando sabes que tienes que hacer algo (que más delito tiene cuando es algo que encima te gusta), pero que pasa el tiempo, y pasa y pasa…Y no lo haces?

Pues eso es lo que me ha pasado a mí: en estos meses de desaparición me han pasado muchas cosas nuevas. He vuelto a estudiar (años que no lo hacía, quizá seis?), he empezado a practicar CrossFit y, como era de esperar, me he enganchado, he incorporado nuevas funciones a mi trabajo en Publicidad -Redes Sociales, here we go!- he conocido gente nueva y estupenda para mi vida, he hecho un listado de cosas que quiero hacer en este año, me he ido de viaje inolvidable a Méjico…Hasta he cumplido 30 años. Así, de golpe y porrazo. Y yo sin escribir.

Tengo ya en la cabeza cuál va a ser el siguiente post, el del rencuentro, el de la vuelta a los escenarios. Lo tengo en mente desde que dejé esto abandonado. Y prometo que no pasarán otros tantos meses hasta que lo cuente.

Pues nada, para los que me seguís en esta aventurilla, que sepáis que… I´m Back!

globos_0

En diciembre del año pasado empecé con esta andadura bloguera. Era algo que me apetecía y que llevaba rumiando desde hace tiempo. Y hoy, 4 de octubre de 2012, 10 meses más tarde, observo sorprendidísima que Gominos ha alcanzado ya las 12.000 visitas (12.069, para ser más exactos)!

Agradeceros a todos los que me habéis leído, me leéis y me leeréis. Me hace mucha ilusión que perdáis el tiempo con mis tonterías 😉

A %d blogueros les gusta esto: